PARA EL MEDIO AMBIENTE

  • Mejora de la estructura del suelo.
  • Aprovechamiento de un residuo para su uso como abono orgánico.
  • Reducción del efecto invernadero con la substitución de fertilizantes minerales de síntesis por lodos y/o compost.